¡¿Tecnología en el baño?! Innovando en lo cotidiano

¡¿Tecnología en el baño?! Innovando en lo cotidiano

El inodoro es uno de esos viejos inventos que aún sigue presente en nuestras vidas. No siempre fue un elemento sanitario que podíamos encontrar en cada casa. Antes de su existencia, la manera de desechar las necesidades fisiológicas del cuerpo era colocando una tapa encima de una cubeta que eventualmente debían lavar. Fue hasta finales del siglo XVI cuando Sir John Harrington ahijado allegado de la Reina Isabel I, diseñó e instaló un sistema con depósito de agua. Invento  precursor de lo que son los baños en la actualidad.

A medida que pasó el tiempo el váter se fue rediseñando y mejorando su sistema de agua. Si bien es un viejo invento, se convirtió en una pieza esencial no solo para los hogares, sino para los establecimientos públicos también. Nunca se sabe ni cómo ni cuándo se presenta el momento de llegar a necesitar de ellos.

Inodoro inteligente y su auto-limpieza

La innovación lleva a mejorar al cien por ciento un ya producto creado, lo que no permite conocer más del alcance del invento. Y el inodoro no pasó desapercibido. En una feria tecnológica de las Vegas en el 2016 fue presentado el “inodoro inteligente”. Trae consigo la facultad de la auto-limpieza. Esta característica lo hace muy favorable porque, para la mayoría de las personas, este es uno de los trabajos más desagradables que existen.

¡¿Tecnología en el baño?! Innovando en lo cotidiano

El inodoro tecnológico tuvo gran impacto en su exposición. Este elemento está expuesto a enormes cantidades de gérmenes por la razón de su uso. Tirar de la cadena ya implica un proceso de agua electrolizada la cual hace la auto-limpieza con inmediatez. La limpieza de este WC tecnológico no solo es en el exterior sino también en su interior. Ya que el agua añadida con el desinfectante y cloro, mata los gérmenes que transitan por los conductos.

Beneficios inteligentes para la salud

El WC tecnológico cuenta con una luz ultravioleta ubicada en la tapa de carga del excusado para verificar que no queden residuos luego del uso. Además, la incorporación de la catálisis entre la luz y el contenido químico, combaten bacterias y virus. El rediseño y la innovación es una herramienta de valor cuando se tiene la idea de mejorar un objeto. Adaptar la tecnología a los elementos indispensables de uso diario no es más que la evolución en sí.

¡¿Tecnología en el baño?! Innovando en lo cotidiano

El inodoro inteligente y su sistema desarrollado de auto-limpieza no solo valoran los beneficios higiénicos y de salubridad para las personas sino que también evita desgastes de uso en otros aspectos. La auto-limpieza del excusado es un sistema de alto alcance que no necesita mantenimiento sino luego de un año. Esto permite ahorrar a los usuarios tiempo y esfuerzo, cuidando a la vez su salud.

Integrar la tecnología a nuestros baños es más que sensacional. Reinventar la cotidianidad nos lleva a formar parte de la evolución. Darle un nuevo significado a la tecnología expandiendo su campo de aplicación, es un paso más al crecimiento de los logros de la humanidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here